Animación a la lectura. Charla informativa a las familias.

Nuestro anuncio en el blog de Luis Arizaleta (elrapsoda.com).

Los géneros de la Ficción.

IMG_2645

Descargar (DOC, 33KB)

Decálogo para ser un buen lector o lectora.

Orientaciones para fomentar la lectura en familia.

 

Orientaciones-para-fomentar-la-lectura-en-familia_Página_03-400x236

Algunas sugerencias para que los padres y madres contribuyan en el fomento de la lectura de sus hijos/as (extraído de la Guía de Orientación de Lectura para Profesorado/Padres y Madres de Tenerife).

–           Crear en casa un ambiente de lectura.

–           Hablar sobre libros.

–           Incluir en las salidas de compras una vuelta por una buena librería.

–           Leer libros apropiados para tu hijo/a.

–           Buscar temas que conecten con sus aficiones.

–           Convertir la tele y las TIC en aliadas, no en enemigas.

–           Conocer la biblioteca pública del barrio o pueblo.

Lectoras y lectores eficientes.

–       Recuerdan haber aprendido a leer en casa.

–       Sus madres y padres fueron las personas más importantes cuando aprendieron a leer.

–       Aprendieron a leer en edades tempranas (3 a 6 años)

–       Muestran un control interno sobre el proceso de lectura: es decir, participan de manera activa en su aprendizaje y saben que de ellos depende el éxito.

–       Sienten una gran motivación por leer, encuentran interesante y excitante el proceso de lectura

Lectores y lectoras ineficientes.

–       Recuerdan haber aprendido a leer y refuerzan esa lectura en la escuela.

–       Sus maestros y maestras fueron las personas más importantes cuando aprendieron a leer.

–       Aprendieron a leer en edades tardías (7 a 10 años)

–       El control sobre el proceso de lectura es externo, por lo que no se sienten comprometidos y consideran que su aprendizaje depende de otros.

–       No tienen ninguna motivación por leer; por el contrario, sienten cierto rechazo ante actividades de lectura.

 

razones para leer 6

razones para leer 3

razones para leer 4

razones para leer 5

razones para leer

 

Con la lectura, ganamos altura.

 

Con la lectura, ganamos altura II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *