Cuentos terroríficos.

La casa encantada

Había una vez, un chico llamado Javier que tenia 11 años.

Su hermana pequeña se llamaba Alejandra y tenia 5 años.

En la noche de Halloween, Javier, se disfrazó de fantasma y su hermana de bruja. Alejandra quería ir con su hermano a coger caramelos pero se hermano no quería.

Entonces, Alejandra, se quedó sola y dijo:

-Si mi hermano no quiere ir conmigo, me vengaré de él.

Javier y su amigo Iván  vieron una casa y fueron a tocar en ella “toc toc”. En la casa no había nadie y vieron que la puerta estaba abierta. Así que entraron. Nada más entrar, Javier miró a un lado y ¡zas!, Iván había desaparecido.

Javier estaba muy asustado y, de repente, oyó un ruido ¡ja,ja,ja! Javier estaba aun más asustado. Entonces, fue a ver que pasaba.

Más tarde, en un dormitorio vio una sombra en el armario. Javier fue a abrir el armario y “buh”. Su hermana, le dio un susto y Javier se cayó para atrás.

Cuando salieron de la casa su hermana le preguntó:

-¿Puedo ir contigo a coger caramelos?

-Vale, pero no me des más sustos- contestó su hermano.

Los amigos fueron a coger caramelos, felices, sin saber, que en aquella casa, vivía una bruja malvada.

ANDREA LOZANO

Las hermanas brujas

Érase una vez, una niña llamada Alejandra que tenía dos hermanas: Irati y Carmen.

Era el día de Hallowen y se iban a por caramelos. ¿Trick or treat?

Carmen como era más mayor no quería ir. Alejandra e Irati acabaron y tenían muchos caramelos.

Fueron a su casa y observaron que su madre estaba con  unas señoras. Alejandra e Irati se preguntaron:

– ¿Quiénes son ellas?

Su madre respondió:

-Las mujeres que te van a llevar a un orfanato. Alejandra y a ti también Irati.

Luego vino Carmen. Sus hermanas no estaban, porque ya se las habían llevado.

Carmen dijo:

-Yo también me voy.

Así que ya estaban las tres hermanas  en un orfanato. Les dieron un caramelo muy, pero que muy, pero que muy muy requeteraro. Luego se marcharon a dormir y, a las 12:00 de la noche,  se despertaron y… ¡Se convirtieron en brujas!

Más tarde, estuvieron un año siendo brujas .Luego un día, salieron y nunca más  entraron al orfanato.

Y cuenta la leyenda que todas las noches de Hallowen le quitan los calcetines y dejan caramelos.

Lidia Rodríguez

3 Respuestas a “Cuentos terroríficos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *