La música barroca en audiciones

Ya vimos un ejemplo de claoroscuro con la “Lección de anatomía” de Rembrandt. Otro buen ejemplo es la “Ronda de noche”, que representa el momento en que la Compañía  capitán Cocq  y el teniente Van Ruytenburche se pone en marcha,casi captando el instante,
como si se tratase de una fotografía. El centro de la composición lo forman el capitán y el
teniente, organizándose el resto en grupos triangulares, con un movimiento curvo y multitud de líneas, con predominio de las diagonales y el zig-zag para dar dinamismo. La luz es la auténtica protagonista. Rembrandt la utiliza para componer el cuadro. La técnica es tenebrista, de nuevo, por influencia de Caravaggio, y crea una atmósfera mágica y misteriosa. El color es muy rico, lleno de contrastes y matices.

El contraste, como el claroscuro de la pintura, es característico de gran parte de la música
barroca. Veamos de qué manera.

♪ De movimientos: rápido-lento-rápido.

En esta extraodinaria interpretación del “Invierno” de las Cuatro Estaciones de Vivaldi, a cargo de la Europa Galante de Fabio Biondi, debemos prestar atención a:

En el Allegro non molto:
– La acumulación de tensión que explota enseguida.
– La disonancia que surge del bajo y a la que se añaden todas las cuerdas describiendo el
ambiente desangelado, gélido (en el mejor estilo Bernard Hermann en Psicosis). El solista
protagoniza el papel de cortante viento desencadenado y luego, en compañía de primeros y
segundos violines, reproducirá el picar de pies para entrar en calor y el castañeteo de los
dientes (siguiendo los subtítulos de la propia partitura):
-“Un escalofrío helado en la nieve” (trinos).
– “El soplo terrible del viento” (escalas en fusas)
– “Hay que correr, golpear pies en el suelo para mitigar el frío” (“explosión”).
– “…mientras los dientes castañean sin cesar” (nuevas fusas).

En el Largo:
El impresionante alarde de inventiva de Vivaldi (un compositor injustamente tratado hasta bien entrado en siglo XX) que, por medio de la melodía del solista, reproduce todo el confort y la calidez de quien tiene la dicha de pasar el invierno junto al hogar. Los primeros violines, en acompañan en pizzicato y representan las gotas de lluvia golpeando tras los cristales. El texto que se describe musicalmente: Pasar los días junto al fuego, quietos y contenidos mientras la lluvia fuera empapa a los demás”.

♪ Dinámico: forte-piano
Allegro de la Primavera de Vivaldi. Atención a:

En el primer movimiento:
– Vivaldi describe la alegría que produce la llegada del buen tiempo. Como si de efectos
especiales se tratara, escucharemos el piar de los pájaros, el murmullo del viento, el fluir de los arroyos… y, para no olvidar que estamos en primavera, los truenos y relámpagos de una inesperada tormenta.
– Escucharemos además un efecto muy típico de la música del Barroco: el eco, consistente en repetir una misma frase musical primero forte y luego piano.

– Los elementos descriptivos mencionados son:
a) “Llegó la primavera” (comienzo).
b) “…y festivamente la saludan los pájaros con su alegre canto” (trinos).
c) “Y entretanto, tras el suspiro del céfiro, discurren las fuentes con dulce murmullo
(escalas en semicorcheas).
d) “Llegan cubriendo con negro manto anunciando la tormenta relámpagos y truenos”
(fusas).
e) “…y, una vez calmados, los pajarillos vuelven a su musical encanto” (trino sobre el
do agudo).

♪ De carácter: enérgico-tranquilo
Adagio y Allegro del Otoño de Vivaldi. Atención a:

El contraste de carácter entre uno y otro movimiento. El juego descriptivo tras los textos: “los cazadores salen al alba a cazar” (comienzo); “huye la fiera y siguen su huella”
(tresillos); “amenazada y herida, cansada de huir, muere agotada” (escalas y resolución).

♪ Rítmico: Binario-ternario
En Vi Richorda Boschi Ombrosi de L´Orfeo de Monteverdi, podemos escuchar la habitual combinación de acentuación binaria y ternaria (hemiola).

♪ Tímbrico: oboe-violín
Escuchemos ahora el movimiento central del Concierto para oboe y violín en do menor BWV 1060 de Bach. Como en el Largo del Invierno de Vivaldi, el acompañamiento se toca en pizzicato y se produce un diálogo, en primer plano, entre el violín y el oboe.

♪ De planos sonoros: solista/tutti.
Podemos diferenciar, en el Allegro de la Primavera de Vivaldi ya referido, las partes del solo (es un concierto para violín) frente a las de toda la orquesta (tutti). También, en el Concierto Il Gardelino. Vivaldi, el contraste entre la flauta (solista) y el grueso de la orquesta y a la imitación, por medio de trinos, del canto de jilgero.

Por fin, en el concierto para mandolina de Vivaldi, el contraste se produce entre la mandolina (solista) y el grueso de la orquesta.

 

Compartir este artículo:
  • Imprimir
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
Entrada publicada en Sin categoría. Guardar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *