Cómo analizar la música

En la imagen, “El concierto del huevo” (óleo sobre lienzo, que se localiza en el Museo de Bellas Artes de Lille, Norte-Paso de Calais), de El Bosco.

Para que la audición resulte activa, se requiere una participación del oyente, que debe  descubrir las estructuras subyacentes en la música, analizarlas y poder elaborar un juicio crítico que le permita una proximidad (o no, en el que caso de que no cumple sus expectativas o  sencillamente le disguste) con la música escuchada.

 Modelo de análisis de una obra “clásica”.

 √ Obra y autor.

 √ Género: instrumental o vocal; profano o religioso; música pura o descriptiva; funcional o de

circunstancia…

 √ Estilo: período y/o corriente artística.

 √ Formación: sinfónica, cámara, coro, solista…

 √ Movimiento.

 √ Dinámica.

 √ Carácter.

√ Forma y estructura.

√ Características: predominancia rítmica, melódica o armónica; rasgos rítmicos; rasgos melódicos; tímbrica; tratamiento armónico; texto (obra vocal), idioma, temática, contenido, relación música-texto…

√ Contexto social, cultural, histórico.

Compartir este artículo:
  • Imprimir
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
Entrada publicada en Sin categoría. Guardar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *