Sep 292011
 

Parece que sí hay un rayo de esperanza en la patente de una vacuna frente al SIDA. No es una tontería que en esta época de recortes el sueño sea español, de un equipo del CSIC al mando del Dr. Mariano Esteban,  la vacuna española ( MVA-B) generó respuesta inmunológica al VIH en el 90% de los 30 voluntarios sanos que la probaron y  el 85% de ellos la mantenía un año después.

¿CÓMO SE HA FABRICADO?

Se toma un virus (poxvirus (MVA)) que se utiliza como vector para introducir en el organismo los cuatro antígenos del VIH que componen la vacuna. Se le añade la B porque es el tipo de virus del Sida más común en Europa y America.

¿Cómo se realizan las pruebas?

Primero se prueban en ratones y luego en simios.

2. Ensayo en fase I, es decir, cuyo único objetivo es demostrar la seguridad. Para ello, se prueban en voluntarios sanos. Se comprueba si es capaz de inducir defensas.

Resultado: si induce defensa, no sabamos  si es capaz de proteger a las personas de infectarse En este caso, todos los efectos adversos relacionados con la vacunación fueron locales, como pequeño dolor en la zona del pinchazo o cefaleas de escasa consideración.

3. Empezará a ensayarse como vacuna terapéutica: personas infectadas por el VIH que nunca han tenido bajada de defensas y que están en tratamiento estable con antirretrovirales. “Se les administrarán tres dosis siguiendo el mismo esquema que en este primer estudio; una al inicio del ensayo, otra en la semana cuarta y otra en la semana 16”, ha explicado García. Dos meses después, los voluntarios dejarán de tomar su tratamiento antirretroviral y los médicos les seguirán durante seis meses, en los que se analizará el comportamiento de la vacuna y su seguridad.

Fase II. En espera de financiación.

Otras vacunas y comparativa

Hasta ahora, sólo una vacuna ha demostrado reducir eficazmente el riesgo de infección por VIH. Formada por dos compuestos, ALVAC, del laboratorio Sanofi Aventis Pasteur y AIDSVAX B/E, de la ONG Global Solutions for Infectious Diseases, la inmunización que se probó en Tailandia demostró reducir en un 31% las posibilidades de infectarse en sujetos sanos, el primer resultado suficiente para hablar de eficacia de una vacuna, pero a todas luces lejano para soñar con su comercialización.

La vacuna española ha demostrado, por el momento, que genera una inmunidad mucho mayor y que, además, la mantiene por más tiempo: MVA-B genera respuesta inmune cerca de  90%  , frente al 20% y un 25% de las anteriores, siendo capaz de activar tanto los linfocitos B como los T.

Jun 012011
 
 1 Junio, 2011  Publicado por , a las 6:30 científicos, Sin categoria Etiquetas: , ,  Un comentario »

Patarroyo, creador de la vacuna de la malaria, cedió sus derechos hace 16 años para que pudiera ser utilizada en todos los países, ha sido noticia también por hallar la fórmula para fabricar vacunas frente a muchas enfermedades. Este premio, un mísero reconocimiento a su labor, en la que hemos participado los navarros, en la lucha contra la malaria, “enfermedad con cerca de 500 millones de casos al año y de esos casi tres mueren, la mayoría niños menores de cinco años en África”.
Nada mejor para ilustrarlo, que escuchar su voz, publicada en noticias 365
Vamos a elegir un fragmento de la noticia, para trabajar el tema de las vacunas.
Se trata de “un decálogo de principios, de reglas, que cuando se aplican permiten producir vacunas contra las distintas enfermedades que existen en el mundo, podremos así cubrir prácticamente las 517 enfermedades infecciosas“, afirmó.

El científico halló estos principios, que evitarían a futuro millones de muertes en el planeta, a partir del descubrimiento de su primera vacuna contra la malaria, en 1986, y desarrollar después el fármaco de segunda generación con cobertura superior al 90 por ciento en ensayos con monos.

De esas 517 enfermedades, sólo quince tienen vacuna, motivo por el que Patarroyo y su equipo de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (FIIC) afrontaron “el problema desde el punto de vista de la química”, un hito en la ciencia ya que las únicas existentes se desarrollaron a partir de la biología.

Una vez introducido el microbio en el organismo a través de la picadura del mosquito y alcanzado el hígado, “reconocimos las proteínas o moléculas que el parásito utiliza para pegarse a las células que va a infectar y luego averiguamos su estructura química tras hacerlas fragmentos”, relató el reconocido doctor.

“Eso, per sé, es un gran descubrimiento, pero esos fragmentos no se pueden utilizar como vacunas porque el sistema de defensas es ciego, no los ve”, agregó, al explicar que esa ceguera del sistema inmunológico es la que permite a los microbios esconderse en el organismo.

La solución fue modificar los fragmentos a través de la química, es decir, crear proteínas sintéticas e idénticas a las de las únicas partes del microbio capaces de adherirse a los glóbulos rojos para después cambiar el orden de los componentes.

Esta fórmula deja visibles las moléculas antes irreconocibles por el sistema inmunológico.

El científico lo explica con palabras sencillas: “darle la vuelta a los deditos de las manitas del microbio” para hacerlos visibles, en alusión a las únicas partes que se pegan a las células porque el resto del parásito no contagia y por tanto no sirve para la elaboración de la vacuna, al no garantizar la prevención de la enfermedad al cien por cien.

“Así la molécula (copiada químicamente y después modificada) se vuelve altamente productora de anticuerpos, de defensas, y puede ser utilizada como vacuna”, matizó.

Si bien estas conclusiones parten del estudio de la malaria, Patarroyo ha demostrado que esos principios sirven para contrarrestar el resto de males infecciosos.

 

Tras el último descubrimiento, se podrá aplicar a la tuberculosis, papiloma humano, dengue, hepatitis C o lepra, sólo por citar algunas de las enfermedades más comunes de entre el medio millar de infecciosas, “que en total provocan anualmente la muerte a 16 millones de personas”, indicó el científico.

Patarroyo descubrió la primera vacuna contra la malaria en 1986, denominada SPF-66, y tras realizar ensayos en más de 50.000 individuos de distintos países se verificó su efectividad entre un 30 y 50 por ciento.

En 1996, cuando cedió la patente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), dejó de aplicarla para sumergirse en la investigación y buscar su efectividad al cien por cien.

Ahora, 25 años después, ya tiene la segunda generación de esta vacuna, a la que denomina COLFAVAC y de la que ha comprobado una efectividad superior al 90 por ciento en monos.

“Vamos a comenzar los ensayos en humanos y estamos absolutamente seguros de que tendremos los mismos resultados”, adelantó, al constatar, también tras años de investigaciones, que el organismo de los micos amazónicos que usa son idénticos al del hombre.
1.Intenta explicar cómo se fabrica una vacuna.
2.busca una imagen que explique cómo se trasmite la malaria.
http://www.youtube.com/watch?v=EsIuFXV18ac&feature=youtube_gdata_player

Nov 272010
 
 27 Noviembre, 2010  Publicado por , a las 9:50 1º Bachillerato Etiquetas: , , ,  Un comentario »

955209_640px 

LA REAL EXPEDICIÓN FILANTRÓPICA DE LA VACUNA
Existió: es una de las hazañas más interesantes de la historia médica española. La corbeta María Pita zarpó el 30 de noviembre de 1803 con un equipo de 2 cirujanos, 5 médicos, 3 enfermeros y 22 niños expósitos, que habían sido inoculados con la vacuna aún viva en su brazo, bajo la dirección de F.X. Balmis, médico alicantino, pionero de la vacunación, especialmente de la viruela. Esta enfermedad afectó a los pobladores del Nuevo Mundo, tras la llegada de los españoles y que exterminó a gran parte de los aztecas, ya que su sistema inmunitario se encontraba indefenso frente a la viruela.

“Poco después de la llegada de los conquistadores a la isla La Española, en 1518, un brote de viruela, enfermedad que no se conocía en el nuevo mundo antes de la llegada de los europeos, diezmó la población. De allí se extendió hacia el resto de América exterminando a la mayoría de aztecas e indios, cuyo sistema inmunológico se hallaba indefenso ante tal epidemia. Probablemente, como afirma el historiador William McNeill, la población de Méjico se redujera de 25 a 1´6 millones.(1)

 
El virus se mantenía vivo pasándolo de niño a niño con la técnica “brazo a brazo”. Además se  transportaba una carga de linfa de vacuna en placas de vidrio selladas y miles de ejemplares de un tratado que explicaba cómo vacunar y conservar la linfa, al que podemos considerar como el primer manual de vacunas publicado en el mundo.
En mayo de 1804 llegan a Puerto Rico y organizan la Junta  de Vacunación que se encargaba de registrar las vacunaciones y de conservar suero para futuras inmunizaciones. En la siguiente travesía naufragaron, pero fueron rescatados sin daño y desde Cartagena de Indias,  se divide en dos grupos para optimizar el trabajo. Figura el número exacto de vacunaciones hechas en cada lugar: 56.000 en Colombia, 7.000 en Cuenca (Ecuador); 22.726 en Perú, 56.329 en Nueva Granada. El Virrey de SantaFe y su familia fueron los primeros en vacunarse para evitar recelos en la población. Fue el primer programa oficial de vacunación masiva realizado en el mundo.

vacunaImagen extraida de la fundación Balmis

Nov 272010
 
 27 Noviembre, 2010  Publicado por , a las 9:21 1º Bachillerato Etiquetas: , ,  Sin comentarios »

¿Estamos mejor protegidos que hace 30 años frente a los microorganismos invasores o peor?

Cuando padecemos ciertas enfermedades, adquirimos también una resistencia a volverlas a sufrir, porque nos inmunizamos. La inmunidad se debe a que nuestro organismo ha producido linfocitos llamados memoria, porque al volver a estar en contacto con el causante de la enfermedad, se reproducen rápidamente, derrotándola. Basándose en este hecho, se fabricó la primera vacuna. Fue Jenner en 1771, quién observó que los trabajadores de las granjas en las que había vacas con afectadas de viruela, no sufrían la enfermedad. En 1880, Louis Pasteur y Robert Koch descubrieron los microbios causantes del cólera y la rabia y a partir de ellos, se elaboraron las vacunas respectivas. Por cierto, Vacuna proviene de vaca, ¿por qué crees?

¿Es la salud personal una cuestión pública? Parece claro que sí: un juez de Granada autorizó ayer la vacunación forzosa contra el sarampión de 35 niños cuyos padres eran objetores frente a esta vacuna. Es la primera vez que se toma esta medida para frenar la expansión de un brote de sarampión detectado a principios de octubre y que al menos afecta ya a 46 personas: ocho adultos y 38 menores , ninguno de los cuales estaba vacunado. La vacunación en España es voluntaria como en gran parte de Europa y esto ha hecho que el 5% de los receptores no la utilicen.

A favor:

El sarampión se considera una de las enfermedades más contagiosas y continúa siendo una de las principales causas de mortalidad infantil, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se contagia, sobre todo, a través de la tos.El sarampión provoca complicaciones entre un 5% y un 15% de casos, valores que aumentan en niños malnutridos y adultos con inmunodeficiencias y que en uno de cada 1.000 enfermos causa la muerte.

Desde que en los 80 se incluyó la triple vírica(sarampión, rubeola y parotiditis) en el calendario, la incidencia de la enfermedad ha caído en picado. En 1986 hubo en Andalucía 1.007 casos por cada 100.000 habitantes; el año pasado, 24 en toda la comunidad.

En contra

Los posibles efectos secundarios de la vacuna (un 10% de casos de malestar general y fiebre durante uno o dos días). Los detractores sostienen que la vida y la comida sanas suplen al fármaco y La Liga para la Libertad de Vacunación sostiene que haber triplicado en 20 años el número de vacunas que se inoculan a un menor de hasta tres años no puede ser bueno.  Sin embargo, en Holanda, la negativa a inmunizar causó un brote de paperas.

Los expertos creen superior el riesgo de sufrir sarampión que de vacunarse y advierten: “alrededor del 10% de los niños a los que se administró la primera dosis de una vacuna (normalmente antes de los dos años de edad), no recibieron la segunda dosis que, por ejemplo, en el caso del sarampión, se administra entre los tres y los seis años”.  "Hay que insistir en que las vacunas no se acaban cuando el niño cumple dos años. Hay muchas que pierden su poder inmunológico", señala el médico, que advierte que la mayor parte de las enfermedades incluidas en el calendario de vacunación español no tienen tratamiento posible. Fuente: El País

clip_image002

.