Hay cosas que deberíamos aprender: la escuela de la empatía

Toshiro Kanamori no es un maestro al uso. Es un MAESTRO con todas las mayúsculas. En su escuela primaria de Japón los niños aprenden a “vivir en el corazón de los demás”, y en el corazón hay sitio para todos.

Los profesores programamos nuestro trabajo en función de unos objetivos generales, que tienen que alcanzar nuestros alumnos. Toshiro Kanamori prefiere destacar uno, el más importante: aprender a vivir feliz. Todos los días, en su escuela, se aprende a ser feliz. Los lazos que sus alumnos desarrollan entre ellos son muy fuertes, no se romperán fácilmente.

Probablemente, cuando sean adultos, estos niños y niñas sabrán afrontar sus problemas de otra manera, sabrán tomar el camino adecuado para aceptarlos e intentar solucionarlos. Sabrán vivir más felices, en definitiva.

Dejo aquí el documental dividido en cinco partes, aunque sólo con ver la primera de ellas ya se entiende su trabajo. Aviso que hay una parte que toca la fibra de uno, emociona hasta a una piedra. A mí me ha hecho llorar un poquito.

En fin, otra cosa más que nos hace reflexionar sobre nuestro trabajo.

Fuente: Íñigo Barreiro García

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Imprimir
  • del.icio.us

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *