LAS DUCHAS EN NUESTRAS CLASES

Abrimos un nuevo tema y que tema… El uso de las duchas en nuestras clases…. Podeis escribir como lo haceis , las medidas que tomais y la importacia que le otorgais a las mismas. También podeis poner o mandar vuestros protocolos de actuación

Aqui os dejo un pdf con algunas normas que deben saber tanto padres como el equipo directivo y que se debe meter en los documentos oficiales del centro para curarnos en salud ya que el tema es algo delicado.

–   Protocolo o normas en los vestuarios.

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Imprimir
  • del.icio.us

4 comentarios a “LAS DUCHAS EN NUESTRAS CLASES

  1. José Javier Navarro

    Gracias José por tu respuesta. La forma de llevar las duchas es parecida a la de mi colegio. En 1º no hay ducha, solo aseo de manos y cara. En 2º idem más muda de ropa, hasta que en el 3er trimestre ya se empieza con la ducha. Este año he tenido la suerte de que los dos 2os tienen tutoras, y pueden echarme una mano con el vestuario de las chicas, mientras yo estoy pendiente del de los chicos.
    A partir de 3º la ducha ya es obligatoria en todos los cursos y nadie se exime de la misma salvo causa justificada.
    En fin no quiero entrar en más detalles, aunque tengo para escribir un libro…, solo remarcar que estoy más pendiente de las situaciones que se dan durante este momento de la sesión que de otras cosas a mi juicio más importantes, ya que me restan tiempo y energía.
    Por otro lado, me parece de sumo interés el tema del “Protocolo”. ¿En qué documento del centro habría que incluirlo? En caso de seguir en el mismo cole el curso próximo sin duda intentaré llevarlo a cabo y, si se diera la ocasión, por qué no antes.
    Un saludo

    Responder
  2. Jose M Autor de la entrada

    Hola Jose Javier…..ahi está la madre del cordero…las duchas. Desde luego tema muy comprometido a la vez que importante. Pues hay de todo como en botica. Desde luego bajo mi punto de vista un primer ciclo no les hago meterse en las duchas por diferentes razones, la primera y mas importante es primar criterios de tiempo de práctica efectiva, es decir, considero mas importante el que hagan los ejercícios y juegos a que se duchen después, eso sí, siempre se lavan manos y cara y se cambian de camiseta. Para ciclos posteriores ya es mas importante sobre todo para tercero. Yo ya te digo que lo normal es que se laven manos y cara y cambien de ropa, la ducha la dejo un poco de lado. Además del tiempo efectivo de práctica, hay que tener en cuenta que la mayoría de las instalaciones deportivas en las que yo al menos me he movido, que han sido ya algunas, no estaban en las mejores condiciones para el uso de la ducha, sobre todo en invierno. Y por último pienso que el beneficio de la ducha, (que no el aseo), puede traer mas problemas que beneficios al docente, conforme están las cosas hoy en día. Indiscutiblemente jamás entro en el vestuario de los alumnos/as, salvo casos muy extremos. Y siempre hay que tener un protocolo de actuación aprobado por la dirección del centro de como actuar de cara al uso de los vestuarios, (buscaré uno y lo colgaré) . Es un tema muy complicado, cada uno al final saca sus estrategias y conclusiones. Yo prefiero que suden a que se quiten el sudor y creo que con esto queda clara mi postura con respecto a las duchas.
    Un saludo

    Responder
  3. José Javier Navarro Autor de la entrada

    95.20.59.116 Enviado el 02/05/2010 a las 20:27
    Hola, en primer lugar quería felicitaros por la iniciativa que habéis tenido con este blog. Por otro lado, no sé si éste es el apartado más conveniente, pero quería exponeros el principal caballo de batalla que estoy teniendo en éste mi primer año como docente. En el colegio en el que ejerzo, por diversos motivos, me he encontrado con qué la ducha después de cada sesión de EF es obligatoria. Yo cumplo a rajatabla esta directriz del equipo directivo y estoy muy encima de mis alumnos/as para que cumplan con ella. Hasta tal punto de qué es uno de los principales criterios de evaluación para superar la asignatura.
    En fin, el problema me viene cuando me encuentro con que si quitamos los 12 min. que doy para la ducha y vuelta a clase (15′ para los alumnos/as de 2º que están empezando ahora con este hábito) y los 10′ que necesitan para el traslado del aula al vestuario y el cambio de ropa, tengo 28-30′ de clase reales, con todo lo que ello conlleva: escaso tiempo de práctica, imposibilidad para impartir determinados contenidos (sobre todo aquellos que requieren grandes recursos organizativos… se me ocurren “ambientes de aprendizaje”, “orientación”, “patinaje”, etc.)
    Me gustaría saber qué ocurre en vuestros centros respecto a este tema y cómo lo solucionáis.
    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *