Una muñeca en la escuela. Javier E.

angelamartinaUNA MUÑECA EN LA ESCUELA

Érase una vez, una muñeca llamada Ángela. Era rubia, flaca, con ojos azules y siempre vestía bien elegantes. Tan elegante como Miguel Esparza en domingo. A veces, llevaba pequeños tacones para parecer más alta y mayor.

Esa muñeca era simpática,  amistosa y muy maja.

Sus aficiones favoritas eran jugar al pilla-pilla y al baloncesto.

Un día, Paula y Juncal jugaban en el parque con Ángela cuando, de repente,  les sorprendió una tormenta. Las niñas corrieron a casa y olvidaron a la muñeca.

De pronto, un rayo cayó sobre el corazón de Ángela, dándole vida.

Al día siguiente, Ángela fue a casa de su dueña y, para su sorpresa, se encontró que Paula tenía otro múñeca de su mismo tamaño y que ya no se acordaba de ella.

Ángela, enfadada, llamó al timbre y se tumbó en el suelo. Al abrir la puerta, Paula, vio a Ángela y la metió en casa para que conociera a Martina, su nueva muñeca gigante castaña, no rubia.

A la noche, when everybody was sleeping, las muñecas se despertaron. Martina empujó a Ángela. Ángela dijo a Martina:

          Las dos podemos ser las muñecas favoritas de Paula.

Pero Martina no le hacía ningún caso. El sábado por la mañana, Juncal, Hossam, Hodei, Unai y Paula se llevaron a Martina al parque. Martina volvió muy sucia del parque.

Ya el lunes, Paula se llevó a Ángela y se lo pasó genial.

Al final, a Martina se la llevaron a casa de su abuela y a Rosana, otra muñeca amiga de Ángela, se fue a casa con Paula.

Y… colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Javier Esparza Enciso

Share and Enjoy:
  • Imprimir
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks

2 Respuestas a “Una muñeca en la escuela. Javier E.

  1. Hola Javier:

    Muy bonita esta historia. Pero me gustaría más aún conocer el final del cómic “El fin del mundo”. Más que nada, para saber qué opina la jirafa Gertrudis del asunto.

    Un saludo,

    Antonio

  2. Hola Javier:
    ¿Que tal? Eapero que bien. Me parece muy bonito tu cuento.Jajajajaa
    tendrias que ser autor de mayor jajajaj.

    Bsssss

    PAMELA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *